¿Que me encuentro en Chaouen?

Chaouen

En Chaouen "la ciudad azul" esta rodeada por las ciudades de Tánger y Tetúan. No tienen costa está en el interior en una zona montañosa, donde el pico más alto es el Jbel Lacra, con 2159 m.

Desde la antigua medina se tiene unas magníficas vistas al pico Tissuka y Meggu, de hasta 2000 m que asoman por encima de la ciudad como cuernos. De ahí su nombre: Chefchauen ("mira los cuernos").

Hoy es un lugar muy visitado por sus curiosos paisajes, originales calles y la amabilidad de sus habitantes y es que pocos lugares de Marruecos inspiran la magia como este pueblecito azul. Paseando por la ciudad, con sus paredes encaladas, sus estrechas calles, puedes denotar la tranquilidad que se respirar en el ambiente más marroquí lejos del ajetreo y el bullicio de las ciudades de Marrakech, Casablanca, Tanger y Fez.

Su medina, es el punto más importante la mayoría de los visitantes es el corazón de esta llamativa ciudad. La gran variedad de y de los bazares contrastan con azulado de las casas. Una mezcla sonidos y colores nos embrujan para pasear por sus callejuelas laberínticas hasta llegar al punto de encuentro y descanso, la Plaza Uta el-Hammam.

La Plaza Outta el-Hammam, en la que se encuentra entre la Alcazaba y la Mezquita, co su impresionante torre octogonal. Esta plaza está llena de cafés, restaurantes y está ambientada a lo largo del día. Puede comer platos típicos de Marruecos o simplemente a tomar un té moruno desde lo alto de alguna terraza, puede contemplar las fabulosas vistas de esta ciudad y observar el diario de la gente desde la terreaza.

La fuente Ras el-Maa, un arroyo muy famoso de la zona el cual nos dejara una bella estampa y recuerdo de esta ciudad.

El Parque Nacional de Talassemtane, un  lugar donde hacer trekking en Chefchaouen cuando lo que busca es conocer los alrededores y la naturaleza. Los pequeños pueblos de Kelaa y Akchour son muy recomendables de recorrer mientras practicamos esta actividad. El Puente de Dios, que es una estructura natural constantemente señala a la atención de los turistas. La formación es un arco de piedra que puede conducir hacia las cascadas de la zona. Las magníficas cascadas de Chaouen son algo digno de contemplar, incluso aptas para bañarnos.